La Vida es Bella

Propuesta para La Vida es Bella

Dirección creativa en DoubleYou

La Vida es Bella es una marca que vende experiencias al estilo SmartBox. Como diferencia, sus productos abarcan desde el típico balneario, cata de vinos o citybreak hasta propuestas realmente locas como un viaje a la luna (es en serio).

El cliente buscaba notoriedad de marca y conocimiento de sus productos y se lo dimos. A través de una campaña que fluía desde la TV (en el programa de Buenafuente) hacia Internet y el mundo real.

Proponíamos a los usuarios, desde un site, crear su propia moneda física en la que insertaban un deseo. El deseo era una de las experiencias del catálogo de productos de LVB. Desde el site, cada usuario lanzaba su moneda a una fuente real y podía seguir el proceso en streaming. Un robot/brazo articulado conectado a la web lanzaba la moneda. El día D de final de la acción, Berto Romero, colaborador del programa, entraba en la fuente (a lo Anita Ekber en la Dolce Vita de Fellini) y extraía las monedas de los ganadores.

 

Anuncios